Viajar con tu gato en carro sin estrés es posible.

Abril 22, 2019

Comentarios 0

En muchas ocasiones, tenemos que llevar a nuestro gato en carro. Para visitar al veterinario, ir de paso por la casa de un amigo, familiar, o llevarlo a nuestras vacaciones. 

gato en el carro sin estrés

La mayoría de los felinos teme salir de casa y dejar de lado el territorio conocido.

Algunos de los síntomas con los que  nos demuestra su inconformidad cuando sale de casa son:

  • Los maullidos.
  • Emitir continuamente el siseo,
  • Rasguñar sin mesura cualquier superficie
  • vomitar durante el recorrido.

Acostúmbralo a dar paseos cortos en tu carro:

Si tu gato no viaja contigo con frecuencia, lo mejor que puedes hacer antes de llevarlo a un viaje largo o incluso al veterinario, es dar paseos cortos con él de máximo 30 minutos cada día o día de por medio, así se irá acostumbrando y acomodando a este nuevo entorno.

 

Dale alimento unas horas antes:

Dos o tres horas antes de salir en el auto con tu gato, es de vital importancia que le des comida y agua.

Esto ayudará a que no le dé hambre en el camino y se desespere por esto.

Te aconsejamos no darle comida durante el recorrido, ya que, puede causarle malestar estomacal y vomitar dentro del guacal.

 

Permítele ir al baño:

Después de que los gatos han consumido algo de comida, es importante que vayan al baño.

Por eso dale un espacio, un par de horas antes de que lo subas a tu carro para que use su arena y se sienta más tranquilo durante el recorrido.

 

Deja que explore su guacal:

Tu gato estará dentro todo el recorrido, así que este es un punto de vital importancia.

En el intervalo de la comida y el uso de su caja de arena, coloca la jaula transportadora en un lugar en donde él la pueda explorar.

Esto, con el fin de que se sienta en confianza y al momento en el que deba entrar definitivamente no se asuste y entre voluntariamente.

 

Crea un ambiente familiar dentro de tu auto:

Los gatos son muy instintivos ante los olores y cuando sienten uno familiar les da sensación de tranquilidad.

Puedes ayudarte, poniendo dentro de tu carro sus cobijas y algunas prendas tuyas.

También es útil que atomices con algunas de las esencias que sueles usar para mantener con buen olor el ambiente de tu casa, esto hará que se sienta cómodo y tranquilo.

 

Adecúa para tu gato un espacio lo suficientemente cómodo:

Determina el espacio dentro de tu carro que va a ser usado por tu gato.

Deja un lugar amplio para su guacal y asegura que esté cerca de un cinturón de seguridad para que puedas fijarlo y evites accidentes.

Dentro de su jaula, pon una colchoneta con una de sus cobijas y dos de sus juguetes para que se sienta tranquilo y cómodo.

 

Dile sí al uso de esencias florales y feromonas:

Un par de horas antes de salir de casa, pon una gota de esencia floral rescate en un tazón con siete cucharaditas de agua purificada, mezcla y dale a beber a tu gato.

Rocía con un atomizador feromonas especiales para gatos, con el fin de que si durante el viaje presenta algún síntoma de estrés, estos productos lo ayuden a tranquilizarse.

 

¡Salir en auto con tu gato sí es posible! Sigue nuestras recomendaciones y verás que dejará de ser un reto.

gato libre de estrés en el carro

Compartir artículo

¿Qué hace tan felices a los perros al sacar la cabeza por la ventana del carro?

Febrero 25, 2019

Comentarios 0

Los perros y los carros se la llevan bastante bien. Esto es evidente cuando vemos a los peludos sacar la cabeza por la ventanilla. ¿Por qué lo disfrutan tanto? Algunas de las razones las comparten con nosotros los seres humanos, pero hay otras muy “perrunas”. Veamos la explicación de los expertos.

 Perros en la ventana

El viento no cae mal en la piel de los perros

Para nuestros peludos la sensación del viento en la cara es placentera. Si no lo disfrutaran, simplemente lo evitarían. La nivelación de temperatura que producen los paseos con la ventanilla abierta es una sensación reconfortante para ellos.

 

Los perros, curiosos por naturaleza

Viajar en auto les da una posición privilegiada para alimentar su espíritu curioso. Ser pasajeros los estimula con una diversidad de sensaciones y de ambientes desconocidos.

En definitiva, para los perros, pasear en auto es como ir a ver una película muy divertida. Los mantiene pegados a la “pantalla” de principio a fin.

 

Los perros están contigo

No olvidemos que son nuestros “mejores amigos”. Una razón por la que se sienten tan a gusto en los vehículos es que están acompañados por nosotros. Se sienten seguros y tienen la sensación de emprender un paseo muy divertido en grupo.

 

Viajes con perros

Carros, la oportunidad de oro para el olfato de los perros

Esta es la razón más contundente para explicar la fascinación de los perros por las cuatro ruedas. Su olfato es uno de los más potentes del reino animal.

Un humano tiene alrededor de 5 millones de células receptivas de olor; los perros entre 150 y 300 millones. Así, el cóctel de olores que ofrece un viaje en auto es insuperable para ellos.

 

Llevar perros en el auto requiere precauciones

Los caninos aman las ventanillas de los carros, pero hay que tener en cuenta riesgos. Para que sigan disfrutando tanto como tú del auto, no olvides las siguientes recomendaciones.

 

¡Cuidado! Los perros se motivan tanto que podrían saltar

Al recibir tantos estímulos del exterior, los perros pueden sentirlos irresistibles. No descartes la posibilidad de que pueda saltar del carro en algún momento.

Por eso, deben ir acompañados por alguien más que el conductor. De lo contrario, mejor llevarlo en un corral o guacal. Este debe ser ventilado y amplio.

 

El cinturón de seguridad atado al arnés

Si no llevas a los perros en guacal, asegúrate de tomar todas las medidas de seguridad para sujetarlo al auto. Procura que esté atado al cinturón de seguridad. Una forma práctica de sujetarlo es por medio de un arnés, que a su vez esté amarrado al cinturón.

 

Si hay otros perros cerca, toma medidas

Un estímulo fuerte es la presencia de otros canes. Si percibes que hay uno cerca, toma las medidas necesarias para evitar que tu mascota abandone el vehículo. Podría correr peligro y causar inconvenientes para quienes transitan por la vía o para los ocupantes de otros carros.

Queda claro que nuestro gusto por los carros también lo comparten nuestros perros. Por eso incluirlos en nuestros viajes familiares es retribuir su gran compañía y regalarles un rato muy divertido. Lo importante es tomar las medidas necesarias para que un paseo en carro no represente un riesgo para ellos ni para las personas.

Compartir artículo