Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Seguridad al conducir: inventos que mejoran la seguridad al volante

Noviembre 21, 2018

Comentarios 0

Airbag

El automóvil ha evolucionado de manera exponencial en los últimos 40 años. Para ello, se han introducido nuevos avances que salvan vidas al momento de conducir, esto ha tenido como resultado el pasar de la fabricación de carros simples enfocados en el desempeño en la vía a autos tecnológicos, que tienen en cuenta la seguridad del conductor como su prioridad.

La costumbre nos hace olvidar que los tenemos a la mano al conducir nuestros automóviles.

Con el pasar del tiempo, estas ayudas demostraron su importancia para salvaguardar la vida al manejar diariamente.

Por eso, les presentamos los tres desarrollos que más han ayudado a salvar vidas.

Vehículos como el nuevo Montero Sport 2019 o el Outlander 2019 de Mitsubishi Motors los incorporan. Estos tres elementos clave protegen a todos los pasajeros al momento de conducir:

Mejor conducir con bolsas de aire (airbags)

Su historia se remonta al año 1952, cuando el norteamericano John W. Hetrick registró la primera patente específica para automóviles. Luego, en 1953, fue patentada en Alemania por Walter Linderer.

Los primeros sistemas funcionaban con aire comprimido que se activaba por medio de un resorte colocado en el bumper delantero.

Su eficacia no era la mejor al conducir y se desarrollaron nuevos avances, en busca de autos tecnológicos en la década de 1970. Con estas, se logró inflar las bolsas de aire en menos de 20 milisegundos.

Su funcionamiento es simple:

  1. Una reacción química es iniciada por un sensor electrónico que avisa al sistema de una colisión
  2. Se produce una ráfaga de nitrógeno que infla la bolsa de aire y protege al conductor,
  3. Se desinfla por medio de unas aberturas laterales.

Hoy en día los autos cuentan con 4 sistemas de airbags: Frontales para proteger las cabezas de conductor y pasajeros; Laterales de inflado más rápido ya que la distancia entre el impacto y quienes están a bordo es menor; Está la bolsa de aire de rodilla diseñada especialmente para proteger esta parte del cuerpo del conductor; Por último, airbag exterior, se inflan hacia fuera del automóvil, protegiendo a peatones.

Conducir con control de estabilidad activo (ASC)

Desarrollado en Alemania a finales de 1980 y principios de 1990. Fue implementado para que, al momento de conducir, se redujera la pérdida de control del vehículo.

Al esquivar un obstáculo o tomar una curva con demasiada velocidad, el ASC mitiga las pérdidas de adherencia al terreno. Esto permite un mayor control del vehículo y mejorando la seguridad de los ocupantes.

Su funcionamiento es simple y muy efectivo. Al conducir, sensores ubicados en las llantas detectan la pérdida de tracción. Entonces, aplican los frenos de manera automática a la llanta que lo necesita

Conducir y el sistema antibloqueo de frenos (ABS)

Su aparición se dio durante los años setenta. Fue desarrollado por Dunlop para la industria aeronáutica, para prevenir el bloqueo de las llantas en los aviones.

El ABS utiliza sensores que, al conducir, detectan cuando una llanta gira más lento que las otras durante el frenado. El computador interpreta que una llanta está bloqueada o a punto de hacerlo. Automáticamente, disminuye la presión de frenado por medio de una válvula de alivio.

Existen muchos más autos tecnológicos con innovadoras soluciones para la seguridad al conducir que aportan su cuota de seguridad y están presentes en los vehículos Mitsubishi Motors. Ejemplos son los sensores de punto ciego, los sensores de proximidad frontal o los controles de crucero adaptativos. Todos ellos ayudan a salvar vidas y evitar accidentes de manera completamente automática.

Compartir artículo

OTRAS PUBLICACIONES