Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Consumo de combustible: mitos y verdades

Septiembre 30, 2018

Comentarios 0

Reduce el consumo de combustible de tu carro con estos simples consejos

 

En estos tiempos en los que la gasolina está subiendo sin importar el precio internacional del petróleo, aprender a ahorrar combustible es una habilidad que todos debemos desarrollar. Después de 150 años de motores de combustión interna, prácticas de antaño son hoy mitos no recomendados para tu vehículo.

Mitsubishi quiere que aprendas a ahorrar combustible mientras manejas, para ahorrar dinero y prolongar la vida de tu motor.

Mitos de la gasolina

¿Se consume más combustible apagando y prendiendo el motor?

Es un mito creer que el motor prendido consume menos gasolina que apagado. Es común ver en carretera camiones parqueados con el motor encendido.

El ahorro entre prender y apagar el motor depende de cuánto tiempo estará el carro con el motor encendido.

Mitsubishi ofrece carros con el sistema AS&G (auto stop & go), que apaga y enciende el motor automáticamente cuando el carro se detiene y se vuelve a mover, por ejemplo, en un semáforo en rojo.

Apagar y prender el motor cuando la detención es prolongada (más de 7 segundos) ayudará a ahorrar hasta un 8 % de combustible, según un estudio de 2004.

¿Es mejor comprar gasolina en las mañanas?

La explicación es lógica; en las mañanas, la temperatura suele ser más baja que en las tardes; los líquidos se expanden o contraen según la temperatura.

Sin embargo, los tanques de almacenamiento de combustible en las estaciones de servicio están bajo tierra. Allí, la temperatura no varía tanto como en la superficie.

Según Consumer Reports, la variación de temperatura es mínima durante el día, porque los tanques de combustible están aislados. Así que no es cierto que se pueda ahorrar combustible tanqueando en las mañanas; pueden dormir tranquilos.

¿Puedo usar gasolina corriente en vez de la extra recomendada?

La mayoría de fabricantes recomiendan el uso de gasolina extra. Algunos coches de alto rendimiento funcionan mejor y necesitan un combustible con más octanaje.

La verdad es que el requerimiento de gasolina extra depende de la relación de compresión del motor, que depende a su vez del diseño y de otros factores técnicos.

Una consecuencia de usar gasolina corriente en vez de extra es el pistoneo o cascabeleo del motor, que puede producir fallas y desgastes.

A una altura como la de Bogotá, el uso de gasolina corriente no presenta problemas para el 95 % de los carros. Si viajas a o vives en tierras bajas, es probable que debas usar gasolina extra en una mayor proporción.

Para reducir el pistoneo, deberás mezclar ambos tipos de combustible. Por ejemplo, 20 % de extra y 80 % de corriente, y variar hasta que deje de pistonear.

¿Ahorro gasolina con la ecoconducción?

Ecoconducción es el nombre que se le ha dado a una serie de buenas prácticas que brindan una conducción más agradable y reducen el consumo de combustible:

  1. Calibra la presión de las ruedas: las llantas con baja presión no ruedan tan eficientemente como las llantas infladas apropiadamente. Así consumirás menos combustible y prolongarás la vida útil de las ruedas.
  2. Evita las aceleraciones bruscas: si estás en el tráfico, no hay necesidad de acelerar el vehículo; soltar suavemente el embrague, o el freno en los carros automáticos, le permitirá al carro rodar con el mínimo paso de gasolina. Siempre acelera lo más suave que puedas.
  3. Evita las frenadas bruscas: frenar es perder energía que has liberado con el acelerador. Si la detención está a la vista, es momento de dejar de acelerar y frenar suavemente.
  4. Aprovecha la gravedad: si vas en descenso, no hay necesidad de acelerar. Debes mantener el carro en un cambio seguro y frenar con tiempo para las curvas.
  5. Revisa el consumo: casi todos los vehículos modernos tienen un indicador de consumo de gasolina. Actívalo y vigila que siempre tengas el mejor desempeño posible.

Compartir artículo

OTRAS PUBLICACIONES