Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

5 Platillos deliciosos con Albahaca

Septiembre 30, 2018

Comentarios 0

La albahaca es una hierba aromática que tiene múltiples usos en la cocina. Es muy utilizada porque puede cultivarse en macetas y jardineras. Se originó en las islas del mar Egeo, Persia y la India y existen más de 150 variedades.

Albahaca

Su uso tradicional era el medicinal, pero luego se implementó como condimento y aromatizante, además de ingrediente protagónico de incontables recetas. Sus hojas pueden emplearse enteras o partidas y se utilizan generalmente para dar sabor a ensaladas, pastas, pizzas y otras recetas de la comida italiana, aunque también puede implementarse al realizar bebidas y postres. Además, su sabor se potencia al mezclarse con otras especies, como el ajo y el tomillo.

Recetas deliciosas y rápidas

Las recetas son sencillas, pero brindan un toque gourmet al menú cotidiano. Algunos platillos llenos de sabor, que puedes preparar rápidamente, son los siguientes:

  1. Sopa de tomate con mozzarella y albahaca: Esta receta es muy sencilla de hacer y es un clásico que siempre permite dar una buena impresión en ocasiones especiales.

Ingredientes:

  • 1 kilo de tomate
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • Sal y pimienta negra
  • Aceite de oliva extra virgen

Para que la sopa quede un poco más espesa, se le puede agregar pan del día anterior.

De igual modo, hace falta, para la guarnición:

  • 150 gramos de mozzarella de búfala
  • 3 cucharadas de piñones
  • 14 hojas de albahaca
  • Salsa picante
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

La preparación comienza con cortar la mozzarella en cubitos y colocarlos aparte. En otro recipiente, mezcla la salsa picante (al gusto), el aceite de oliva, sal y pimienta. Luego, añade a esta mezcla los cubitos de mozzarella, y, finalmente, incorpora las hojas de albahaca finamente picadas.

Para preparar la salsa de tomate, pela y trocea los tomates, añade el ajo, la cebolla, pimienta negra, sal y aceite de oliva. Después, tritura esta mezcla hasta obtener una sopa ligera y conserva en la nevera. Para servir, hazlo en platos hondos, decora y reparte la mozzarella.

  1. Pan de tomate y albahaca: No hay nada mejor para un buen desayuno que esta deliciosa receta, que puede comerse sola o con un trozo de queso.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina
  • 6 gramos de levadura fresca
  • 110 mililitros de agua
  • 20 mililitros de aceite de oliva
  • 4 gramos de sal
  • 40 gramos de tomate frito casero
  • 7 gramos de albahaca fresca

Disuelve la levadura y haz un volcán con harina. En el centro, coloca el agua y el resto de los ingredientes. Únelos incorporando lentamente la harina y amasa hasta obtener una consistencia homogénea.

Luego de que la masa esté lista, córtala en cuatro porciones para hacer panecillos. Dales forma colocándolos en una superficie enharinada, colócalos sobre la bandeja del horno, cubierta con tela de cocción, y cubre con un paño para dejar fermentar por una hora.

Recuerda que debes precalentar el horno a 200 °C. Introduce los panecillos al horno después de hacerles un pequeño corte con un cuchillo bien afilado.

  1. Vinagreta de albahaca y limón: Para ensaladas y como acompañante, la vinagreta de albahaca y limón es una excelente opción.

Ingredientes:

  • 3 tazas de aceite de oliva
  • 2 tazas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 2 cucharadas de ajo
  • 2 cucharadas de mostaza
  • Sal y pimienta

Su preparación es simple: pon todos los ingredientes juntos en un frasco de vidrio con tapa, agita y sirve.

  1. Salsa de albahaca con ajo y aceite de oliva: Esta receta es el aderezo perfecto para la ensalada italiana caprese. También puede comerse con verduras o consumirse en aperitivos, acompañada de pan.

Ingredientes:

  • 2 tazas de albahaca fresca
  • 2 tazas de aceite de oliva
  • 1 o 2 dientes de ajo

Para comenzar con la preparación, lava las hojas y pon los dientes de ajo, la sal y el aceite de oliva en una licuadora. Se debe mezclar hasta que se obtenga una consistencia suave. Prueba y añade sal al gusto. Coloca más aceite de oliva si deseas una salsa mucho más liquida.

Esta salsa se puede utilizar de inmediato o refrigerar para su posterior consumo.

  1. Sorbete de limón y albahaca: Esta receta es una opción refrescante y con mucho sabor.

Ingredientes:

  • 300 mililitros de jugo de limón
  • 500 mililitros de agua
  • 250 gramos de azúcar
  • 5 hojas de albahaca

Lo primero que debes hacer es colar el zumo de limón. Coloca el agua y el azúcar en un recipiente a fuego medio, sin revolver, y cuando el azúcar se haya disuelto, añade las hojas de albahaca. Después de que el almíbar se enfríe, retira las hojas. Luego, mezcla con el jugo de limón, colócalo en un recipiente y congela. Ten en cuenta que se necesitan 6 horas para que quede listo.

¿Qué te parecen estas recetas? La albahaca es un alimento de oro que permite crear diversos platillos originales y deliciosos. ¡Libera tu imaginación!

Compartir artículo

OTRAS PUBLICACIONES