Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Inteligencia artificial: revolución a la hora de manejar

Enero 25, 2018

Comentarios 0

 

La revolución de la inteligencia artificial tiene un impacto central en la forma de manejar. Ya es un hecho que estamos a las puertas de la conducción autónoma, pero ahora nos preguntamos: ¿Cuáles son los próximos pasos en materia de inteligencia artificial?

Fuente: www.cosasdecoches.com

¿Qué cambiará en la forma de manejar?

Si hablamos de seguridad, la inteligencia artificial garantizará una conducción autónoma, posibilitando anticiparse a todo tipo de riesgos. El sistema operado por ordenadores permite diferenciar toda clase de objetos, gracias a cámaras y sensores. ¡Imagínese poder diferenciar entre un ciclista y un peatón, o incluso la distancia del carril! 

La idea es que estos coches poseen una tecnología láser en el techo, proveyendo una visión de 360 grados, que identifica todo lo que lo rodea. Además, cuenta con un sistema de luces que mide la distancia respecto a otros vehículos, peatones y hasta el momento preciso para detenerse frente a un semáforo. Otro sistema de luminarias demuestra qué superficie puede circularse y cuál está prohibida.

Por otra parte, los ordenadores en los carros consiguen aprender de experiencias previas. Van acumulando datos y los utilizan en situaciones similares. De esta forma, advierten al conductor frente a riesgos o accidentes. ¿No le parece maravilloso?

Claves del coche autónomo en la forma de manejar

Entre otros avances, que garantizan confort al conductor, la inteligencia artificial permitirá que los coches aprendan las rutas más usadas para manejar sin complicaciones. Hasta sabrá las emisoras que más nos gustan y la temperatura deseada dentro del vehículo.

Con esta información, el coche puede adaptarse a distintas circunstancias, otorgando confort y dando la posibilidad de cambiar el modo de conducción frente a diferentes escenarios, al mismo tiempo que nos informa sobre atascos, excesos de tránsito o incidentes fuera de lo habitual, ahorrándonos demoras considerables.

Curiosidades de la inteligencia artificial que te ayudan a manejar

Hace casi una década, Steve Jobs quiso ser pionero. Encerrado en su despacho diseñó el iBeetle, con la idea de crear una versión de escarabajo nunca vista.

Buscaba conectar el iPhone con el guardabarros del vehículo, de forma que al manejar el móvil fuera mostrando mapas, poniendo música y respondiendo mensajes.

Esta tecnología puede parecer anticuada hoy en día, pero a comienzos de los 2000 era toda una innovación.

¿Qué tendrán los coches inteligentes para ayudar a la hora de manejar?

El desarrollo de nuevas tecnologías, a través de sensores, permite capturar información durante la conducción. De hecho, la NASA ha venido desarrollando un sistema denominado ojo humano, que consigue mayor precisión.

El ojo humano procesa todo lo que vemos por el parabrisas y consigue obtener una imagen detallada del centro del foco, pero sin dejar de lado la visión periférica.

Detalles asombrosos que te harán repensar la inteligencia artificial

Para mejorar la experiencia de manejo, la inteligencia artificial pisa fuerte. En ese sentido, el reconocimiento de imagen es la aplicación que más dividendos da al sector.

Si aún no ve la importancia de la inteligencia artificial, tan solo dos datos: para 2025, las ganancias producidas serán superiores a los 100.000 millones de dólares, y ni qué hablar de que las tres cuartas partes de los desarrolladores a nivel mundial trabajan en inteligencia artificial.

Ahora ya conoce más sobre la inteligencia artificial, a la hora de manejar, junto a los beneficios más cercanos. Entre los más salientes: reducción del número de accidentes y una conducción más eficiente. ¡No hay dudas de que ya está un paso más cerca de este mundo, y no ve la hora de que todos estos avances cobren vida!

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES