Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Moto vs. carro: ¿qué se vende más y por qué?

Enero 12, 2018

Comentarios 0

 

Durante 2016, la producción del sector automotor  a nivel mundial experimentó un crecimiento del 5% con respecto a 2015, el 80% correspondió a autos de uso particular y el 20% a vehículos de uso comercial y se prevé el mantenimiento de la tendencia, estimando un incremento del 2 al 3% para 2017.

China, junto con Estados Unidos, son los países que lideran la producción de autos y vehículos a nivel mundial, acaparando cerca del 50%. Europa, con Alemania a la cabeza y luego de haber padecido una fase descendente significativa, con una importante recuperación en 2014, ocupa el segundo lugar y con una tendencia que se mantiene. Por su parte, Canadá y México conservan su trayectoria positiva, mientras que en Brasil y Argentina la producción ha disminuido.

Los autos y el futuro

La industria de auto particulares y vehículos comerciales está orientando la tecnología hacia la búsqueda de nuevos sistemas de propulsión, que signifiquen una disminución en las emisiones de gases con efecto invernadero, específicamente CO2.

Los autos eléctricos son los que liderarán el cambio, pero los que producirán la mayor ruptura serán los vehículos sin conductor, aprovechando la conectividad y digitalización, que implica un servicio personalizado generado a través de los datos provistos tanto por el vehículo como por el usuario.

No obstante, aunque estos sistemas que funcionan mediante energías alternativas tendrán una importancia cada vez mayor, los tradicionales vehículos con motores de combustión seguirán representando una proporción significativa del mercado.

Las motos, ¿cada vez más interesantes?

El crecimiento que está experimentando el mercado mundial de partes de motocicletas, que se estima en un 7,5% para 2017, está reflejando que las ventas globales de componentes son producto de la cada vez mayor producción de motos y la marcada expansión del parque de motocicletas en los países en desarrollo.

Al igual que con los autos, China es el mayor fabricante mundial de motos y, junto con otros países de Asia, los que ostentan también la mayor cantidad de motos en circulación, situación que se estima no se modificará.

La producción mundial de motos viene registrando un aumento gradual desde los comienzos de este nuevo siglo, especialmente en los países en donde el impacto de la industria sobre la generación de empleo de calidad y bien remunerados es muy importante y también en donde la demanda se ve impulsada por asistencia crediticia y por una presión publicitaria muy fuerte con base en el precio.

¿Auto o moto?

Frente a esta opción, antes de decidir corresponde hacerse una serie de preguntas, ¿Qué uso le voy a dar?, ¿Dónde la voy a usar? ¿De cuánto dinero dispongo? ¿Cuántas personas componen mi grupo familiar? ¿Realmente, es necesario? ¿Qué tan fácil es encontrar los repuestos? Luego de responder estas preguntas se deben evaluar las ventajas y desventajas que existen entre estas dos opciones de movilidad.

El valor de una moto es mucho menor que el de un automóvil promedio, y aunque existen marcas y modelos de motos cuyo valor equipara o supera al de un auto, no es el caso al que nos estamos refiriendo, sino al de un uso más generalizado.

El consumo de combustible es menor en una moto que un auto, no obstante, sin son varias las personas que viajan en un auto, el consumo se optimiza y resulta menor ya que se reparte entre todos los ocupantes.

En cuanto a comodidad y espacio, sin lugar a dudas el auto tiene ventajas con respecto a la moto ya que no se verá afectado por mal tiempo, lluvia o frío, además de que los pasajeros van sentados, pueden dormir o realizar otra actividad.

Con la moto solo se puede llevar una sola persona y la capacidad para acarrear cosas es limitada porque dispone de almacenamiento también limitado.

Cuando comparamos tiempo de viaje, la moto le gana al auto  ya que puede moverse en espacios reducidos y ganar mucho en movilidad. El ahorro de tiempo puede llegar hasta un 60% y se evitan problemas de estrés; pero, en cuestiones de seguridad, el riesgo es infinitamente mayor en una moto que en un auto.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES