Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Autopartes, un doble filo para la industria automotriz

Enero 11, 2018

Comentarios 0

La compra y venta de autopartes representa un importante volumen de la economía mundial y genera impactos importantes en la industria automotriz. Sin embargo, debido a diferentes causas puede llegar a afectar de manera considerable a los ciudadanos y sus finanzas. ¿Las razones? Las explicamos a continuación.

El mercado automotriz

La venta de autos se ha disparado en todo el mundo en los últimos años, en parte gracias a la caída en los precios del petróleo y el rápido crecimiento de la industria automotriz china, que llegó a competir con precios bajos.

Este acelerado desarrollo trajo consigo la consolidación de una robusta industria autopartista que como consecuencia de la alta competencia, se dedicó a producir piezas para autos de baja calidad o que no cumplen con los estándares mínimos requeridos.

No todas las empresas de autopartes incurren en esta situación. Las empresas más antiguas, sobre todo, tienen vínculos muy cercanos con las compañías fabricantes de automóviles y en ocasiones trabajan de la mano.

No obstante, en los últimos años y debido a la alta demanda de autopartes, ha crecido una industria oscura dedicada a la piratería y la comercialización de autopartes robadas, que ha generado una grave crisis para la industria automotriz, sus trabajadores y sus clientes.

¿Cómo afecta esto a los clientes de la industria automotriz?

La adquisición de piezas adulteradas, de segunda mano o robadas, puede generar daños muy graves en los vehículos, pues se está confiando el desempeño del auto en autopartes que no cumplen con las especificaciones necesarias o que ya cerraron su ciclo de vida útil.

En el mercado irregular de autopartes es común encontrar piezas que son fabricadas por empresas diferentes a la casa matriz del vehículo y cuyo diseño no es 100% acorde con el modelo del auto. La diferencia de un par de milímetros en la alineación de los amortiguadores puede generar deformaciones al eje en el largo plazo.

¿Cómo identificar piezas piratas, de segunda mano o robadas?

  • Si no viene empacada adecuadamente dentro de su respectiva caja o bolsa y es evidente su manipulación, hay que evitar esa compra.
  • Si las cajas o sellos vienen deteriorados, descoloridos o los logotipos están ubicados en una zona diferente a la habitual, hay que desconfiar.
  • No se pueden comprar piezas que hacen alusión a marcas de autos que no existen o mutaciones de nombres de marcas reputadas.
  • Las abolladuras, cortes, rayones o evidencias de maltrato son otro indicador para tener en cuenta.
  • Es necesario observar con detalle y de cerca la autoparte. ¿Presenta rastros de grasa, óxido o moho? Con seguridad no es una buena opción comprarla.

¿Qué daños se pueden generar en el auto por el uso de este tipo de piezas?

Buscar ahorros al comprar autopartes de otras marcas, resulta muy riesgoso, es posible que los arreglos que deban hacerse al vehículo superen con creces la diferencia entre comprar la pieza original y adquirir la versión económica.

  • Los rines, amortiguadores, y llantas adulteradas, de segunda o que no correspondan al fabricante original, pueden causar daños importantes al eje del vehículo. Una reparación de este tipo, es muy, muy costosa.
  • Adquirir pastillas para frenos que no cumplen con los requerimientos exigidos por la marca del auto, puede derivar en daños en todo el sistema, que rápidamente se traducen en mayor tiempo de frenada, menos control del auto, y por ende, mayores posibilidades de un accidente.
  • Las autopartes menores también son importantes. Invertir en limpiaparabrisas de bajo costo puede generar rayones en el cristal y crear obstáculos para ver con claridad el camino.

Recomendaciones para reemplazar adecuadamente las autopartes

  • Compre únicamente las piezas del fabricante y con los distribuidores autorizados por este.
  • Hay que comprar siempre las referencias específicas con el modelo del auto y número de serie si existe. Confiar ciegamente en que la autoparte de un carro sirve perfectamente para otro, es una trampa.
  • Antes de salir del establecimiento, verifique que el producto está bien empacado, cuenta con los sellos de autenticidad y está en buen estado.

Compartir artículo

OTRAS PUBLICACIONES