Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

6 detalles que no sabía de Alfred Hitchcock

Octubre 20, 2017

Comentarios 0

Se acerca Halloween, mes escalofriante, lleno de misterio e intriga. Fecha especial donde los niños salen a pedir dulces, ambientados en una época de disfraces, monstruos, superhéroes y miles de historias por contar.

Hablando específicamente del suspenso, octubre es ideal para recordar a Alfred Hitchcock, enigmático e intrigante director británico que fue adoptado por Estados Unidos, cuyo trabajo creativo ha sido tan impactante como la famosa escena del baño en Psicosis.

Fuente de inspiración

Hitchcock confesó su admiración por David Wark Griffith, Charles Dickens y Edgar Allan Poe, referentes que claramente marcan una pauta entre la tensión de la historia con el espectador.

Entre sus autores famosos, está Roald Dahl, cuya literatura muestra a personajes que viven situaciones tensas y sombrías. Quizá Hitchcock se vio reflejado en esos relatos.

El suspenso para Hitchcock

Según él, el suspenso es la sensación que tiene el espectador que conoce la historia, frente al desconocimiento del personaje, ya que en cualquier momento algo va a pasar. A Hitchcock le gustaba jugar con los espectadores con:

  • Efectos visuales de la época.
  • Efectos auditivos.
  • Trucos de cámara.

Uno de los aspectos claves para entender a Hitchcock es que en cada escena la iconografía juega un papel determinante, mayor al de los diálogos de los personajes. Por otro lado las expresiones corporales tienen mucha fuerza en las escenas, por ellos los gritos, las expresiones de terror y miedo son marcadas. El lenguaje cinematográfico se llena de fuerza en la fotografía.

Los denominados close-ups o planos cerrados fueron muy bien logrados por Hitchcock, imprimiendo en ellos el dramatismo y la tensión entre el juego de la fotografía, la música y el impacto visual en la narrativa.

Primeros proyectos

¿Sabía que cuando era pequeño su padre lo castigó encarcelándolo por cinco minutos? Su infancia estuvo cargada de dificultades, con una estricta formación católica, la cual hizo que de niño, Alfred fuera tímido y reservado.

En 1925, filmaría El Jardín de la Alegría, luego abrazó el éxito con El Hombre que sabía demasiado y 39 escalones.

En 1938, llegaría a Hollywood donde conquistaría a los norteamericanos, fascinados por sus producciones cargadas de una atmósfera de suspenso.

 

Fuente: www.filmaffinity.com

La temática

Los argumentos de espionaje y policiacos marcaban la pauta en sus películas. Hitchcock lograba compenetrarse con los actores que escogía como protagonistas. Y en el caso de las mujeres, se inclinaba exclusivamente por actrices rubias, ya que según él, las rubias tenían un lado misterioso y especial.

En las escenas de sus producciones vemos pájaros enloquecidos (guiño a Poe), una terrorífica ducha, miradas siniestras y temibles entre vecinos, persecuciones que hacen al espectador ser parte de la escena. Ese es el universo de Hitchcock, asombrosamente bien pensado y que alaba a octubre, resaltando sus miedos, la adrenalina de sus espectadores y las emociones turbulentas que lograba remover en los espectadores.

Cameo

Algo típico en sus películas era que particularmente aparecía en alguna escena, sin diálogo. Esto le encantaba al espectador.

La película recomendada

Indiscutiblemente lo invitamos a ver Psicosis (1960), es su obra maestra por todo el efecto cultural y mediático. Y también queremos recomendarle Vértigo (1958), una trama de suspenso psicológico y cine negro donde un detective retirado es contratado para que espíe a la esposa de un amigo que afirma estar poseída por un espíritu.

Fuente: www.identi.li

Fue reconocida:

  • Nominada a Mejor dirección artística y decorados (Oscar)
  • Nominada a Mejor sonido (Oscar)
  • Ganadora en Concha de Plata al mejor director del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Disfrute la maravillosa y enigmática compilación de producciones de este gran director y vive en carne propia la magia del Halloween en este mes de brujas.

¡Hasta la próxima!

 

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES