Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Practicar deporte, una tendencia saludable

Octubre 10, 2017

Comentarios 0

Una recomendación habitual para tener un estilo de vida saludable es la de practicar un deporte, como una medida eficaz para mejorar el estado físico, emocional y prevenir enfermedades cardiovasculares, de hecho, se ha encontrado que la inactividad física genera el 9% de las muertes a nivel mundial, considerándose junto con la hipertensión arterial, el tabaquismo y los niveles altos de glucosa como un factor de riesgo para distintas enfermedades.

En un estudio publicado en la British Journal of Sports Medicine, se realizó la comparación entre distintos tipos de deportes en personas del común para establecer los efectos en el estado de salud y así conocer cuáles serían los deportes más recomendados, encontrando que aquellos que realizaron deportes que implicaban resistencia física presentaron menos riesgo de obesidad, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular y mortalidad prematura.

¿Cuál es la recomendación para practicar un deporte?

El tipo de deporte o ejercicio que más ha tenido un efecto positivo a nivel cardiovascular es el aeróbico, como el salir a caminar, trotar, la natación y el ciclismo, que se caracterizan por ser actividades que tienen menor intensidad, mayor duración y resistencia física.

Se pueden realizar sesiones 3 a 5 veces por semana, con una duración de 30 a 60 minutos, incluyendo un receso de 10 minutos, manteniendo una intensidad moderada a vigorosa.

Pero ¿cuál sería el deporte más indicado?

– Correr o running: no precisa de un entrenamiento específico, solo requiere de un calzado deportivo adecuado que ofrezca soporte para las articulaciones, entre sus beneficios se encuentran que: disminuye la presión arterial, mejora la condición cardiorrespiratoria, ayuda al metabolismo de los azúcares y grasas, reduce el porcentaje de grasa corporal, incrementa la masa muscular y la densidad ósea, a nivel emocional disminuye los síntomas de depresión, ansiedad y mejora la función cognitiva. En Physical Activity Guidelines for Americans se recomienda realizar 150 minutos semanales de ejercicio moderado o 75 minutos semanales de ejercicio vigoroso.

– Ciclismo: como ejercicio aeróbico su práctica fortalece el corazón, mejora la presión arterial y la capacidad pulmonar, mantiene la salud de las articulaciones al fortalecer el tono de los músculos y el remodelamiento de los huesos, ayuda a tener un peso estable y a retrasar el envejecimiento.

 – Natación: con su práctica se logra una disminución progresiva del exceso de peso, mejora la condición cardiopulmonar, aumenta de la fuerza muscular, resistencia y flexibilidad, siendo una actividad ideal para los que desean evitar la sobrecarga de las articulaciones o quieren mejorar su coordinación motora. A nivel anímico se ha visto que nadar disminuye la tensión asociada al estrés. Se recomienda iniciar de a pocos, la rutina ideal es de 20 a 40 minutos, 3 a 5 veces por semana.

 – Jugar fútbol mejora la presión arterial y la frecuencia cardíaca, fortalece el sistema muscular, reduce el desgaste óseo, ayuda a disminuir los niveles de grasas en la sangre y su depósito en los tejidos grasos, lo que implica un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

 – Yoga: su práctica fortalece el sistema inmune y genera un cambio en la actividad cerebral favoreciendo la memoria, la concentración, reduce la ansiedad, la depresión y mejora el patrón de sueño. A nivel físico aumenta la flexibilidad y tonicidad muscular, mejora el equilibrio, reduce la rigidez y el dolor articular.

En un estudio realizado por la Universidad de Miami se encontró que su práctica tiene un efecto benéfico en las personas que padecen asma, diabetes mellitus, síndrome de intestino irritable, cáncer de seno y problemas cardiovasculares, al mejorar la presión arterial, la capacidad pulmonar, el metabolismo de azúcares y grasas, el tránsito intestinal y ofrecer una alternativa para el manejo del dolor.

Una última recomendación

Dependiendo del deporte que se escoja se debe tener en cuenta que existen riesgos como lesiones o caídas, por lo que es aconsejable que consulte con un especialista antes de iniciar la práctica, quien le ayudará a escoger la actividad más adecuada para su condición física y antecedentes médicos.

Tómese un tiempo para elegir una indumentaria que sea cómoda y que ofrezca el soporte adecuado para la actividad que va a realizar, no olvidé utilizar protector solar, más si va a practicar el deporte al aire libre, y de realizar una rutina de estiramiento y calentamiento, al inicio y al final del ejercicio.

Sea constante hasta que se convierta en un hábito, pero nunca se olvide que practicar un deporte es también una oportunidad para divertirse, relajarse y desconectarse de los afanes del día a día.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES