Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

¿Cómo comprar una llanta?

Septiembre 14, 2017

Comentarios 0

¿Cómo identificar el momento adecuado para cambiar de llantas? ¿Cómo se debe hacer? ¿Qué hay que tener en cuenta al momento de cambiar las llantas? ¿Cómo leer las nomenclaturas de las llantas y para qué sirven? A continuación, una breve guía con la información precisa.

Por lo general, los expertos recomiendan hacer un cambio de llantas cada 20.000 kilómetros. Este dato es bastante subjetivo, pues el deterioro de una llanta depende de las condiciones a las que fue sometida, las revisiones de mantenimiento e incluso de la forma de manejo.

Para saber en qué momento es necesario cambiar una llanta, es indispensable tener en cuenta aspectos como:

  • Las recomendaciones del fabricante del auto (generalmente las compañías recomiendan un tipo de neumáticos que son los que más se acoplan a la clase de vehículo).
  • Los daños en los bordes o signos de desgaste en las llantas. Estas son claras señales de que se requiere un cambio.
  • El labrado. Cuando el labrado de las llantas (las líneas que van trazadas en el cuerpo de la misma) empieza a desaparecer, el auto pierde agarre y fricción, y resbala más rápido en terrenos húmedos. Este es otro signo inequívoco de que se requieren nuevos neumáticos.
  • Las abolladuras o protuberancias. Los abultamientos que se observan en ocasiones en las llantas son producto de golpes contra huecos o fallas en las vías. Si no se cambian en ese instante, el daño puede transmitirse deteriorando la alineación del vehículo y poniendo en riesgo el sistema de suspensión y el eje.

¿Cómo hacer el cambio de llantas?

Fuente: www.neumarket.com

  • Si ya se sabe que es necesario hacer el cambio, es importante hacerlo de la forma adecuada.
  • Hay que procurar cambiar las llantas por pares. Si en la parte delantera se cambia solo una llanta, habrá un desbalance y el auto tendrá una llanta nueva y otra vieja para la misma tarea.
  • Usualmente, se cambian primero las llantas delanteras. Debido a que estas sienten con mayor rigor los cambios de dirección del vehículo, su desgaste es superior.

¿Cómo leer las nomenclaturas de las llantas y para qué sirven?

 Una de las mejores formas de identificar cuál es el tipo de llanta más adecuado para un auto, es aprendiendo a leer las nomenclaturas (un conjunto de letras y números que las llantas tienen grabados en los costados) y que informan sobre las principales características de esta autoparte.

Fuente : www.valanllantas.com

En una llanta convencional, además de la marca y los certificados de calidad, se pueden encontrar códigos como P 255/65R15 89H. ¿Cómo leerlos?

  • P: P-Metric, significa que está calibrada según medidas norteamericanas; P es la inicial de “pasajero”. Las llantas producidas en la Unión Europea no tienen esa letra.
  • 255: es la medida del ancho de la llanta en milímetros.
  • 60: indica que la altura de la llanta (la distancia que hay desde el borde interno donde toca el rin, hasta el borde externo) es igual al 60% del ancho.
  • R: es una llanta radial, internamente tiene cuerdas que confluyen en el centro de la circunferencia. También hay llantas con cuerdas que forman ángulos de 90 grados.
  • 17: es el diámetro del rin y está medido en pulgadas.
  • 106: código que indica el máximo peso que puede soportar la llanta (para este caso, 925 kilos). Los códigos se encuentran en una serie de tablas técnicas que especifican el peso que puede soportar cada tipo de llanta.
  • V: Indica la velocidad máxima a la que se puede usar la llanta de manera segura, para este caso, 240 km/hr. Para estos códigos también hay tablas técnicas que especifican la velocidad según la clase de llanta.

Adicionalmente, en las llantas se pueden encontrar códigos como:

  • 300 PSI: específica la máxima presión a la que puede ser inflada la llanta.
  • A: nivel de tracción, que indica la capacidad de la llanta de frenar en terreno húmedo. A es excelente, B es buena y C es aceptable.
  • B: Desempeño en temperatura. Clasifica la capacidad de las llantas de disipar el calor, y al igual que con el nivel de tracción, se dividen en A, B y C.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES