Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

 ¿Qué es y con qué frecuencia hay recalls en la industria automotriz?

Agosto 31, 2017

Comentarios 0

 

En busca de ofrecer un mejor servicio a sus clientes, las empresas del sector automotriz se ven en la necesidad de llamar a revisión algunas de sus unidades producidas durante cierto período. Aunque es complicado determinar con precisión cada cuánto tiempo sucede esto, al considerar algunos factores alrededor de estas revisiones o recalls, podemos notar por qué son importantes y beneficiosos para el cliente.

Fuente: www.laraza.com

¿Quién hace el llamado a revisión?

Lo primero que hay que considerar es qué instancia se encarga de efectuar el recall. Dependiendo del país y la reglamentación vigente, existen dos posibilidades: la primera de ellas, y la más común, es que la propia empresa automotriz tenga la iniciativa de llamar sus unidades a revisión. Ello habla del interés de la empresa en asegurarse de que los clientes estén siendo atendidos con honestidad y reciban el mejor servicio posible.

La otra posibilidad es que exista algún organismo defensor de los derechos del consumidor y que sea este el encargado de notificar a los usuarios sobre el recall. Esta posibilidad también es positiva, puesto  que por lo regular, estas instituciones hacen públicas sus acciones, por lo que cada vez que hay un recall están obligadas a informarlo.

 

 

¿Qué origina la revisión automotriz?

Otro factor a tener en cuenta es qué motivos dan lugar a este tipo de revisiones. Aquí entra en juego la responsabilidad del cliente, ya que un recall no inicia sin que uno o varios de ellos reporten ante el fabricante algún defecto que desean que sea solucionado. En ese sentido, podríamos afirmar que la frecuencia con la que se llevan a cabo los llamados a revisión no depende solamente de las fallas de fábrica que se presenten, sino de la disposición del cliente a comunicar el problema.

Es importante notar que los problemas asociados con la fabricación de autos pueden ser tan variados como la cantidad de modelos que existen en el mercado. Tales inconvenientes van desde errores en el diseño que pueden interferir con los pedales de freno y aceleración, hasta la emisión excesiva de contaminantes que, de acuerdo con la normativa de cada país, podría impedir que el modelo circule por las calles, afectando de esa manera la inversión económica que el cliente efectuó al momento de adquirir su vehículo.

Una gran lección de todo este asunto es que, si bien el fabricante es responsable de cumplir con un producto y un servicio de calidad, el cliente también tiene una responsabilidad, que es la de permanecer atento a los detalles y conocer las vías de comunicación con las que cuenta para solucionar cualquier desperfecto.

Las consecuencias de un recall en la industria automotriz

Contrario a los que algunos podrían pensar, cuando se llevan a cabo estos llamados a revisión, el sector automotriz resulta más beneficiado que perjudicado; y lo que es más importante: el mayor beneficiario es el consumidor.

Las empresas fabricantes de automóviles están obligadas a proponer soluciones junto con el llamado a revisión, cada vez que eso es necesario. Cuando una compañía se compromete de esa manera con sus clientes, la percepción que ellos tienen acerca del trato responsable y la calidad en el servicio que reciben es, por lo general, positiva.

A pesar de que grandes cantidades de dinero son utilizadas por el fabricante durante un recall –esto con la finalidad de solucionar el problema en turno–, estudios señalan que el nivel de ventas que registran estas compañías no disminuye ante un evento de ese tipo.

Por su parte el cliente cuyo automóvil ha sido llamado a revisión, tiene la seguridad de que al final del proceso las condiciones de su vehículo le garantizarán un funcionamiento correcto. Debe saber, además, que el recall transcurre sin que tenga que desembolsar su propio dinero, pues la empresa correrá con todos los gastos y se asegurará de proveer una solución de transporte entretanto el cliente no tenga su auto de vuelta.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES