Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

¿Sabes cómo internet impactó a la industria de la música?

Agosto 03, 2017

Comentarios 0

 

Bogotá, Agosto de 2017

Fuente: www.techtudo.com.br

Nadie puede discutir el hecho de que Internet ha cambiado drásticamente la industria de la música durante los últimos veinte años. De hecho, las cosas siguen cambiando a un ritmo muy rápido, así el negocio de la música todavía está luchando para mantenerse al día. Después de los primeros problemas presentados con la llegada de Internet, las descargas en sitios ilegales (como el ya desaparecido Napster), la incursión de Internet en la industria musical ha traído más preguntas que respuestas.

Para entender la industria musical, debemos saber que no se es solo una, sino varias industrias, diferentes y relacionadas entre sí, con lógicas y estructuras distintas:

  • La discográfica, centrada en grabar y distribuir
  • La de las licencias musicales, que concede licencias para la explotación de composiciones y arreglos
  • La música en vivo, encargada de la producción y promoción de espectáculos.

Los primeros efectos de Internet en la industria musical fue en la distribución, la disminución de ingresos para las disqueras hizo que los costos de licencias y de espectáculos en vivo fueran más altos, pues estos tenían que solventar las pérdidas de ingresos en la distribución.

En 2003, Apple daba sus primeros pasos en la industria musical, convenciendo a los principales sellos discográficos de que los consumidores estarían dispuestos a comprar legalmente, si se ofrecía un servicio fácil para comprar canciones por menos de un dólar, así fue como nació iTunes Music Store.

Fuente: www.inyourspeakers.com

En los últimos cinco años, se han introducido servicios mucho más radicales y, en consecuencia, más controvertidos. Estos servicios no permiten adquirir canciones sueltas, sino que ofrecen acceso libre a bibliotecas de música. Empresas como Spotify o Pandora, son un caso de éxito en la distribución digital, este tipo de servicios de streaming representan una cuarta parte de todos los ingresos de la industria musical.

Internet ha hecho que la música sea más accesible para el público, haciendo que las canciones estén disponibles en cualquier lugar y en cualquier momento. Por ejemplo, antes de Internet, se elegían cuidadosamente los discos que se iban a comprar para incluir a nuestra colección, constituyendo una evolución constante en nuestro gusto musical. Así íbamos teniendo discos físicos que desarrollaban un sentido de posesión y apego a un objeto.

Actualmente conceptos como “colección” o “posesión” van perdiendo relevancia, a medida que el aficionado de la música deja de acumular discos, desarrolla la necesidad de buscar otras vías para mostrar su identidad a sus amigos y al mundo. Dicha necesidad está cubierta por las redes sociales, los servicios de música en streaming a veces están conectadas con los medios sociales, a través de ellas el usuario es capaz de compartir sus gustos y formar comunidades, estas otorgan información a las plataformas para ofrecer mejores contenidos.

Funete: www.wikipedia.org

Mientras que Internet ha hecho a la música más accesible al público, también es una herramienta increíble que permite a los músicos independientes encontrar una audiencia global sin la ayuda y respaldo de una disquera.

En resumen, Internet ha cambiado la industria de la música de manera positiva y negativa. Veamos ambos lados de la moneda.

 

LO MALO

Mientras todos alaban la era del Internet por facilitar el acceso a la música y maneras más baratas de obtenerla, la parte comercial de la música no está viviendo su mejor etapa, pues generar ingresos no es tan fácil debido a las nuevas tecnologías.

El resultado es la dificultad de los artistas para tener ganancias por su trabajo, por lo que varios de ellos han recurrido a las presentaciones en vivo, siendo estos shows lo que mejor beneficio deja a los artistas y a las casas discográficas.

 

LO BUENO

Paradójicamente, Internet es el mejor amigo de artistas independientes que no tienen un sello discográfico que los respalde, con la ayuda de las redes sociales un artistas puede darse a conocer y encontrar a su propia audiencia, eliminando virtualmente la necesidad de ser descubierto por los cazatalentos o representantes.

 

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, mientras que Internet ha cambiado mucho la industria de la música los últimos años, hay putos positivos y negativos en el camino. Al final una cosa es cierta, Internet es el futuro, por lo que la industria de la música tendrá que adaptarse, en lugar de luchar contra el porvenir.

El tiempo pondrá las piezas para que los problemas actuales se resuelvan, así sabremos que hasta ahora el Internet no ha sido más un amigo que enemigo del negocio de la música, tal vez en algún futuro digamos adiós al formato físico y toda la distribución sea en formatos digitales.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES