Test Drive
Eco Test Drive

Déjenos su número
de teléfono, nosotros
lo llamaremos

Consejos para prevenir conflictos en el espacio de trabajo

Junio 28, 2017

Comentarios 0

 

Bogotá, Junio de 2017

Fuente: www.mycspn.com

En nuestro espacio de trabajo pasamos la mayor parte del día y la convivencia genera conflictos. Aunque algunos no sean previsibles, la mayoría pueden ser fácilmente identificados y prevenidos.

La confrontación es inevitable entre compañeros o subordinados, pues en un grupo de personas cada cual tiene sus propias expectativas, fuentes de estrés, necesidades…

Un buen líder sabe identificar los conflictos, actuar de mediador, tomar decisiones y lo más importante: desarrollar estrategias de prevención.

La comunicación interna evita conflictos en el trabajo

  • Cada trabajador debe tener claras sus funciones, responsabilidades y metas.Es muy significativo que tengan claro lo que se espera de ellos pues de otra manera surgen conflictos cuando hay que buscar responsables.
  • Los aspectos negativos también deben comunicarse efectivamente.Hay que ser abiertos y claros, sobre todo cuando las cosas no están bien para el departamento o la empresa.
  • Los rumores deben ser desmentidos, de otra manera crecen.¿Para qué dejar correr información falsa que crea conflictos?, mejor aclarar cuánto antes los hechos.
  • Un trabajador nunca debe enterarse por terceros de temas importantes sobre su trabajo.Ya sea un llamado de atención o una felicitación, es indispensable que se le dedique el tiempo para la comunicación de primera mano.
  • Los llamados de atención individuales deben de realizarse siempre en privado.Un error lamentable y frecuente, que hay que evitar a toda costa, pues el trabajador se siente humillado en público.
Fuente: www.biuusa.wordpress.com

Herramientas para resolver conflictos en el trabajo

  • No ignorar señales de inconformidad, tensión o estrés de uno o varios miembros de su equipo. La negación nunca resuelve los problemas, más bien los potencia.
  • Escuchar todas las partes en conflicto, de la forma más imparcial posible.Es el momento de hacer a un lado preferencias y escuchar para no tomar decisiones precipitadas.
  • Tener empatía con los problemas de los otros. Todos tenemos preocupaciones que muchas veces son imposibles de dejar fuera de la oficina. Hay que entender que lidiar con seres humanos es lidiar con emociones.
  • Negociar sabiamente y aprender cuando se debe ceder.Sin importar quién tiene la razón hay que conversar y llegar a acuerdos pensando en el objetivo final. Hay veces que el orgullo debe quedar atrás y ceder para avanzar.
  • No atacar de forma personal, con ofensas, siempre ser profesional en las críticas.Para el otro debe quedar claro que no es algo personal cuando hacemos una crítica y el respeto debe ser nuestra bandera.
  • Identificar personas y situaciones que de forma frecuente desencadenan conflictos. Tomar acciones preventivas. Si ya sabes que causa el malestar, córtalo de raíz.
  • Por último,no se puede tener miedo de prescindir de personas conflictivas, cuyo accionar pone en riesgo el entorno y trabajo colectivo. Es una decisión difícil, pero si ya se han realizado todos los llamados de atención posibles y no hay señal de mejoría, hay que mostrar firmeza y respeto ante el resto del equipo.
Fuente: www.eycconsultingperu.com

Todos los conflictos tienen un fuerte componente emocional, por eso un buen líder debe aprender a manejar sus emociones. Se conoce a sí mismo, se plantea metas realistas, utiliza sus fortalezas y debilidades para mantener su equilibro interno y el de los que lo rodean en el espacio laboral.

El respeto hacia el otro es la mayor garantía de evitar conflictos, pero es un sentimiento que se inspira no que se impone.

 

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

OTRAS PUBLICACIONES